Avisar de contenido inadecuado

Temas de Filosofía

{
}

¿Qué es la filosofía?

¿Qué hacen los filósofos cuando están trabajando? He aquí, ciertamente, una pregunta singular, que podríamos tratar de responder diciendo, en primer lugar, lo que no están haciendo. En el mundo que nos rodea, hay muchas cosas que se comprenden bastante bien. Tomemos como ejemplo el funcionamiento de una máquina de va­por. Esto cae en el dominio de la mecánica y la termodinámica. También conocemos muchas cosas acerca de la constitución y fun­cionamiento del cuerpo humano. La anatomía y la fisiología se ocupan de estas materias, O, finalmente, podemos considerar el movi­miento de las estrellas, acerca del cual tenemos muchos conocimien­tos. De ello se ocupa la astronomía. Todos estos aspectos del conocimiento perfectamente definidos pertenecen a una u otra de las ciencias.

Pero todos estos campos del conocimiento limitan con un área que linda con lo desconocido. Cuando se penetra en las regiones fronterizas y más allá, entonces se pasa de la denuncia al campo de la especulación. Esta actividad especulativa es una especie de ex­ploración, y esto, entre otras cosas, es lo que es la filosofía. Como veremos más adelante, los distintos campos de la ciencia empezaron como una exploración filosófica en este sentido. Tan pronto como una ciencia se asienta sólidamente, procede con más o menos inde­pendencia, salvo en problemas fronterizos y en cuestiones de método. Pero, en cierto modo, el proceso exploratorio no avanza como tal; simplemente prosigue y encuentra nuevo empleo.

BERTRAND RUSSELL

Bertrand Russell contribuyó de forma definitiva al  desarrollo del positivismo lógico, importante corriente filosófica durante las décadas de 1930 y 1940. En su búsqueda de la naturaleza y límites del conocimiento, desempeñó un gran papel en el resurgir del empirismo dentro del campo más amplio de la epistemología. (Arriba: Bertrand Russell).

 Al mismo tiempo, debemos distinguir la filosofía de otras clases de especulación. Por sí misma, la filosofía no pretende resolver nues­tras tribulaciones ni salvar nuestras almas. Como dicen los griegos, es una especie de aventura excursionista emprendida por gusto a la misma. Así, pues, no hay, por principio, ninguna cuestión de dogma, o de ritos, o de entidades sagradas de ninguna clase, aun cuando los filósofos, individualmente, puedan resultar seres obstinadamente dogmáticos. Con respecto a lo desconocido, pueden adoptarse dos actitudes: Una consiste en aceptar la afirmación de gentes que dicen que saben. La otra consiste en examinar las cosas por sí mismo, y este es el camino de la ciencia y la filosofía.

Hombre pensativo

¿Cuál es el sentido de la vida, suponiendo que en verdad lo tenga? ¿Tiene el mundo un propósito? ¿Conduce a alguna parte el desarrollo de la historia?  ¿O Son estas preguntas sin sentido?

Por último, haremos notar un rasgo peculiar de la filosofía. Si alguien plantease la pregunta de qué son las matemáticas, podríamos responderle con una definición del diccionario, diciendo… que es la ciencia que trata de los números… Toda definición [de la filosofía] es polémica e implica ya una actitud filosófica. La única manera de averiguar lo que es la filosofía consiste en hacer filosofía.

Hay muchas preguntas que la gente que piensa se formula en una u otra ocasión y para las cuales la ciencia no ofrece ninguna res­puesta. Y los que tratan de pensar por sí mismos no están dispues­tos a aceptar al fiado las respuestas prefabricadas de los adivinos. Es misión de la filosofía explorar estas cuestiones y a veces darles contestación. Así, pues, podemos sentir la tentación de plantearnos preguntas ta­les como cuál es el sentido de la vida, suponiendo que en verdad lo tenga. ¿Tiene el mundo un propósito, conduce a alguna parte el desarrollo de la historia, o son éstas preguntas sin sentido? Luego, hay problemas tales como si la naturaleza está realmente regida por leyes, o si meramente creemos que esto es así porque nos gusta cierto orden en las cosas. Por otro lado, tenemos la cuestión general de si el mundo se halla dividido en dos partes dispares, mente y materia, y, si esto es así, cómo se mantienen unidas.

Hombre desnudo

¿Y qué podemos decir del hombre? ¿Es una partícula de polvo… ¿Es un conglomerado de elementos químicos, ¿o es como lo ve Hamlet?

¿Y qué podemos decir del hombre? ¿Es una partícula de polvo, arrastrándose desamparadamente sobre un pequeño e insignificante planeta, según lo ven los astrónomos? ¿Es un conglomerado de ele­mentos químicos, habilidosamente reunidos, como podrían sostener los químicos? ¿O, finalmente, es el hombre lo que le parece a Hamlet, un ser noble por su razón, infinito por sus facultades? ¿Aca­so es el hombre todo esto al mismo tiempo? Junto con esto, existen problemas éticos acerca del bien y del mal. ¿Hay un modo de vivir que sea bueno y otro que sea malo, o es indiferente cómo vivamos? Si existe un modo de vivir bueno, ¿cuál es, y cómo podemos aprender a vivir de acuerdo con él? ¿Hay algo a lo que podamos llamar sabiduría, o lo que tal parece no es sino simple y huera locura?

¿Hay un modo de vivir que sea bueno y otro que sea malo, o es indiferente cómo vivamos? ¿Hay algo a lo que podamos llamar sabiduría, o lo que tal parece no es sino simple y huera locura?

Todas estas son cuestiones desconcertantes. No se pueden resolver mediante experimentos de laboratorio, y los que poseen una actitud mental independiente se muestran reacios a recurrir a los pronun­ciamientos de los dispensadores de panaceas universales. A aquellos, la historia de la filosofía les proporciona las únicas respuestas que pueden darse. Al estudiar materia tan espinosa, nos enteramos de que otros hombres, en otras épocas, han reflexionado acerca de estas cuestiones. Y así llegamos a comprenderlos mejor, porque su ma­nera de abordar la filosofía es una faceta importante de su modo de vivir. En última instancia, esto puede enseñarnos a vivir, aunque no sepamos mucho. (Basado en un texto de Ignacio Burk) - Continuará _

 

{
}
{
}

Comentarios Temas de Filosofía

Me ha parecido interesantísimo.
Ana Ana 25/04/2010 a las 20:50
Una pregunta, ¿vas a seguir escribiendo sobre esto?
Ana Ana 25/04/2010 a las 20:52
Hola Ana. Sí, voy a seguir escribiendo sobre esto. Gracias por tu comentario.
esta muy bueno tu informacion sobre filosofia nose si de aca u tiempo podrias poner mas temas para debatirlos por lo que son muy buenos
john john 12/06/2012 a las 05:57

Deja tu comentario Temas de Filosofía

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre